El gobernador de Mendoza aclaró que conoce poco a Alberto Fernández pero que le parece una persona "muy sensata".


El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, recientemente elegido por diputado nacional por Cambia Mendoza, manifestó que la llegada de un nuevo presidente “renueva las expectativas” en una declaración que seguramente no caerá bien en el núcleo duro de Juntos por el Cambio. 

“No conozco en profundidad a Alberto (Fernández). Tuvimos una reunión tiempo atrás, cuando no tenía en mente ser presidente, y él tenía una posición muy crítica hacia Cristina. Me pareció muy sensato, lo vi muy normal. En campaña, luego, lo noté un poco ambiguo. Si él va hacia el Kirchnerismo duro, en un modelo como Venezuela, estamos en problemas. Si va hacia un pais normal con equilibrio fiscal, abierto al mundo, desde la oposición debemos estar para colaborar con él a partir del 10 de diciembre”, contó este lunes en una entrevista concedida al programa ‘Lanata sin filtro’ por radio Mitre.

Lo cierto es que hace tiempo Cornejo se encargó de marcar distancias con el presidente Mauricio Macri: no se adhirió al pedido presidencial de no desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales y, muy por el contrario, Cornejo puso mucho esmero en remarcar el ‘no nacionalizar’ las elecciones que finalmente terminó ganando Rodolfo Suárez con un holgado margen.

Macri en Mendoza encabezó la marcha Sí se puede junto a Cornejo y Suarez

“Hubo un error de diagnóstico sobre cómo se miró a la Argentina en el 2016, acerca de los desafíos que tenia por delante. Hubo errores estratégicos desde lo político, más que desde lo económico”, dijo en una fuerte autocrítica.

Luego, Cornejo destacó el “equilibrio político” que dejó el resultado de ayer y aseguró que “no es una señal menor el 40% de los votos de Juntos por el Cambio”. “Es una muy buena noticia el 40% de votos de Juntos por el Cambio, no le hace daño al país. Daño nos hizo el 54% de Cristina en el 2011″.

“​El 40% fue el resultado del miedo que generó el 11 de agosto. La Argentina tiene un sector productivista con determinados valores que requería una representación más fina y se expresó en ese 40% que no se vio en las PASO”, agregó.

Por último, el gobernador de Mendoza se refirió a cómo ve la relación entre Alberto, Cristina y Kicillof: “Eso es una moneda al aire. Anoche, Cristina y Kicillof se mostraron desafiantes, tratando de marcarle la cancha a Alberto. Vi a Cristina pidiéndole al presidente, como si esto se tratara de buenos contra malos, que no le hiciera más daño al país. Es una posición, al menos, mesiánica que no tiene nada ver con la situación compleja por la que atraviesa el país”.




Comentarios