La ingeniosa maniobra de la madre para dar con el acosador. Ocurrió en una plaza de la Sexta Sección, de Mendoza.


El 24 de setiembre pasado, un hombre de unos 60 años fue atrapado en la Sexta Sección, de la Ciudad de Mendoza, luego de que los padres de una niña de 12 años detectaron que le mandaba mensajes a su celular, pidiéndole que se juntara con él.

El hecho comenzó cuando la madre de la menor tomó el celular de su hija de 12 años, y al revisar su Whatsapp encontró mensajes de texto y audio de un hombre, en donde le pedía que se encontraran, o le reclamaba que lo tenía abandonado.

Al entender que podía tratarse de un caso de grooming, la mujer no perdió tiempo, le preguntó a su hija quién era ese hombre, de dónde tenía su número, a lo que la joven de 12 años respondió que quizá lo sacó de su Facebook, ya que allí también lo tenía en sus contactos.

En base a lo que le contó su hija, y lo que ella pudo ver en Facebook, la mamá decidió hacerse pasar por su hija y, conversación mediante con el desconocido, lo citó en una plaza de la Sexta Sección, y le dijo cómo iba a estar vestida para que él la reconociera.

Unos minutos antes de la hora pactada para el encuentro, la chica y sus padres fueron a la Comisaría 6ª donde hicieron la denuncia en la Oficina Fiscal 2 y pidieron ayuda a la Policía para detener al hombre.




Comentarios