Suárez comió con su esposa, hijos y amigos, luego se reunió con Cornejo. Fernández Sagasti estuvo en la casa de sus padres con sus hermanos.


Los principales candidatos a gobernador de la provincia de Mendoza almorzaron este domingo con sus familias, con quienes esperaron el cierre de la votación que consagrará a uno de ellos para el período 2019-2023.

El postulante de Cambiemos Mendoza, el intendente de la ciudad capital, Rodolfo Suárez, votó en la escuela Arístides Villanueva, ubicada muy cerca de la sede Municipal, poco antes del mediodía.

Desde allí se dirigió a su casa, donde almorzó con su mujer, sus cuatro hijos y algunos amigos.

A media tarde mantuvo una entrevista con aquellos de su equipo que siguen de cerca las bocas de urna en toda la provincia.

A continuación, se juntó a tomar un café con el gobernador saliente, el radical Alfredo Cornejo, con quien se dirigirá al bunker de Cambiemos Mendoza, ubicado en el hotel Raíces Aconcagua, del centro mendocino.

La senadora peronista Anabel Fernández Sagasti, en tanto, luego de votar en la Escuela Tropero Sosa, de la localidad de Godoy Cruz, partió a su casa para compartir una comida con sus padres y hermanos.

Según trascendió desde el equipo de prensa de la legisladora, el menú fue ñoquis y de postre frutillas con crema.

Más tarde, Fernández Sagasti partirá hacia el centro de cómputos del Frente Elegí Mendoza, ubicado en el Arena Maipú, de la localidad de Maipú, a unos veinticinco kilómetros de la ciudad de Mendoza.

La presencia de ambos candidatos en sus búnkers se espera para después de las 20, cuando se empiecen a conocer los primeros resultados de las elecciones provinciales celebradas en Mendoza.




Comentarios