Ahora descansan en una granja educativa de Luján de Cuyo


Hace un mes y medio, nueve caballos fueron retirados de la Policía de Mendoza luego de 25 años de servicio a la Montada. Por estos días, descansan en un corral de Perdriel, Luján de Cuyo.

Los equinos ‘jubilados’ forman parte del grupo de animales de una granja educativa, destinada a alumnos de escuelas primarias. Al corral, también asisten personas con discapacidad y participan de talleres educativos, entre ellos equinoterapia.

“Tenemos que mantenerlos alejados de Durazno, el caballo que nos dió en guarda un juez. Era un caballo que pertenecía a un carretelero y presenta algunos problemas de adaptación con el resto”, contó a Diario Los Andes, Marcelo, quien cuida a los animales del corral.

Los equinos, que fueron donados por el Ministerio de Seguridad de Mendoza, fueron diez en un principio pero en el transcurso del trámite de donación murió uno de ellos: Katriel. Dejaron atrás sus días de nerviosas jornadas antimotines para descansar en la zona rural.

Desde la Policía de Mendoza decidieron dar de baja a los caballos por “edad avanzada” y por contar “con patologías de enfermedades que afectan a la estabilidad y equilibrio del animal”, según lo indicó el informe del médico veterinario Gabriel Morgui.




Comentarios