La vicedirectora de una escuela de Junín saluda con el "todes" y los padres reclamaron ante esta situación. 


Los padres de estudiantes que asisten a la escuela Blanco Encalada del departamento mendocino de Junín hicieron un reclamo por el lenguaje que utiliza la vicedirectora del establecimiento educativo. Se trata de Carolina Gutiérrez, la autoridad escolar que saluda a los alumnos haciendo uso del término “todes”.

La vicedirectora cuestionada.

“Lo que ella está haciendo con los chicos de saludar con todos, todas y todes, no lo vemos correcto. Queremos que se respete, que nos respete, que respete nuestra opinión porque la escuela es un triángulo: papás, alumnos y directivos. Pienso que tenemos que tener una participación, una decisión de si queremos que se salude de esa manera”, expresó una madre consultada por Canal 9.

Los padres se manifestaron este jueves ante la vicedirectora. Aseguraron también que invitaba a los chicos a compartir los baños, utilizar indistintamente los de varones y nenas asegurando que todos somos iguales. Según los padres denunciantes, los estudiantes izaron un día una bandera de la diversidad en lugar de la insignia Argentina.

Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) le solicitaron a la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias​ Escolares (DOAITE) que intervenga, porque es el organismo que está a cargo del programa de educación sexual integral y de diversidad de género para acercar conceptos a la vicedirectora, a quien también le solicitaron un descargo.

El martes de la semana próxima está prevista una reunión entre padres, docentes y el delegado de la zona Este de la DGE, Hugo Martín, para intentar acercar posiciones.

Habló la vicedirectora

Respecto de lo que había pasado a partir de sus ideas, Carolina Gutiérrez manifestó: “Tengo una mezcla de sensaciones. Por un lado estoy contenta, porque se ha instalado el tema. Por otro estoy preocupada, porque sigue habiendo rechazo a estas cosas, entre ellas el lenguaje inclusivo, sin entender qué significa”. 

Mas allá de los reclamos de los padres, parece ser que existen quienes la alientan a seguir trabajado las temáticas desde su lugar. Cuando llegó a la mañana a la escuela, la docente se encontró con carteles en el frente que la apoyaban.

Los carteles en al escuela Blanco Encalada.

“Los pusieron anoche y no tengo idea quienes fueron, creo que un grupo de jóvenes. Cuando llegamos esta mañana a la escuela había un montón de cartelería, en apoyo al lenguaje inclusivo. Yo los saqué antes de que llegaren los padres y los alumnos, porque esto se iba a convertir en una guerra campal y yo no pretendo eso. Agradezco muchísimo el apoyo, pero tenemos que hacer visibles estas cosas un poco más tranquilos y más relajados”, explicó. 

Además rescató que “siempre, desde chica, me interesó llevar la voz de las minorías. Mi personalidad es así”, manifestó, y agregó que “cuando estaba haciendo la maestría, empezamos a elegir los temas de la tesis y empezamos a hablar de la diversidad. La mayoría la relacionó con la discapacidad. Justo en ese momento yo me hice amiga de un chico gay, que me contó su historia desde pequeño. Y entendí que desde la escuela no hay ningún tipo de inclusión, que el niño lleva ese dolor desde que nacen y lo sufre con la familia, la escuela y en la sociedad”.






Comentarios