El Gobierno provincial tiene en funcionamiento cuatro albergues con capacidad para más de 160 personas.


El Gobierno de Mendoza cuenta con dependencias y organismos que trabajan de forma coordinada para asistir a las personas que pernoctan en la calle. Se trata de una política de protección, promoción y restitución de derechos de estas personas.

La Dirección de Contingencia actúa de forma coordinada con efectores de Salud, municipios, Defensa Civil y la Policía de Mendoza y organizaciones de la Pastoral de calle para abordar esta problemática. Además, hay en funcionamiento cuatro albergues, dos de mujeres y dos de hombres, con capacidad para más de 160 personas.

Aproximadamente, en Mendoza existen unas 300 personas en situación de calle, de acuerdo con el relevamiento realizado el año pasado. La mayoría están en el Gran Mendoza, por una cuestión de supervivencia, y también en el Sur y Valle de Uco.

Trabajan con las personas en situación de calle.

Al respecto, el subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, sostuvo: “La situación la venimos abordando desde que iniciamos la gestión y no hemos notado un aumento significativo en la cantidad de personas. Coordinamos los servicios para llegar a unas 300 personas en este contexto. Esto no quiere decir que todas duerman afuera sino que tienen estrategias de calle, sobre todo en época estival. En nuestro caso, albergamos a unas 160 personas por noche. Tienen desayuno en las plazas, comen en las ollas, algunos no son oriundos de la ciudad”.

La mayor problemática que tienen es perder los vínculos familiares y la falta de un trabajo formal y estable. Eso deteriora las condiciones de una persona, que no cubre sus necesidades básicas. Por eso, también hacemos mucho el trabajo precalle, es decir, ponemos el acento en aquellas familias que por distintas situaciones están ingresando en situación de calle. De esta forma, prevenimos que esa cantidad aumente. Lo hacemos colaborando con subsidios de alquiler y fortalecimiento y articulamos con municipios del Gran Mendoza todo tipo de intervenciones”, subrayó Verón.

“La cantidad es fluctuante. Hay un núcleo duro, que oscila entre 80 y 90 personas, que se mantiene a lo largo del tiempo porque ya tienen circuitos de calle muy armados, muy profundos y en los cuales nosotros podemos acompañar. Anualmente, atendemos a 350 personas y gran parte de ese número ya se viene abordando”, cerró el funcionario.

Operativos integrales

Mediante la instalación de un consultorio externo que trabaja tres veces por semana en la iglesia de La Merced, se trabaja en prevención y atención primaria de la salud. De esta manera, el año pasado se llegó a más de 300 personas abordadas con su historia clínica y con seguimiento interdisciplinario y transversal, hecho por agentes de salud, psicólogos, psiquiatras, médicos clínicos y trabajadores sociales.

También se les tramita la obtención del DNI y se los asesora en trámites de discapacidad, adultos mayores. A su vez, el trabajo que lleva adelante la Dirección de Contingencia implica un abordaje de la problemática en distintos aspectos que van desde la salud al trabajo o la educación, para brindarles la posibilidad de sentirse integrados a la sociedad.

Desde la Subsecretaría de Desarrollo Social informaron que en caso de encontrarse con una persona en situación de calle, hay que llamar al 911, ya que de allí se deriva según el caso a otra dependencia. Otros organismos donde se puede avisar o acudir en horario diurno son los municipios o la Dirección de Contingencia.




Comentarios