Se trata de dos hembras y un macho. Habrían sido envenenados.


La secretaría de Ambiente local junto a la Fundación Cullunche y BioAndina investiga la muerte de tres ejemplares de cóndor que fueron hallados en Malargüe.

Las aves, dos hembras y un macho, fueron encontrados 10 kilómetros al sur de la ruta nacional 145 por vecinos, que hicieron la denuncia ante la Dirección de Recursos Naturales Renovables de la provincia y activaron el protocolo instaurado por el Proyecto de Conservación del Cóndor Andino.

Habitantes de uno de los puestos de la zona dijeron que habían visto a los animales, pero no los habían tocado por temor a que estuvieran envenenados.

Al no poder constatar la presencia de una fuente de contaminación y teniendo en cuenta que estos animales pueden trasladarse hasta 300 km por día para alimentarse, los ejemplares fueron trasladados a las instalaciones de la Fundación Cullunche para su necropsia.

En tanto, las radiografías descartaron la presencia de plomo o municiones y se tomaron muestras para enviarlas a Fundación BioAndina, en Buenos Aires, en búsqueda de indicios de muerte por intoxicación. 

Como medida preventiva, los guardaparques, con el apoyo de la Policía de Mendoza, continuarán visitando la zona para monitorear el estado de la población de cóndores y la búsqueda de cebos tóxicos, para corroborar si se trata de un caso aislado o si la amenaza continúa presente.

A principios de 2018 fueron encontrados 34 cóndores muertos en la localidad de Los Molles, Malargüe, y dos puesteros de la zona fueron imputados por el hecho. 

Los especialistas concluyeron en esa ocasión que los animales habían muerto por envenenamiento tras encontrar en los cadáveres rastros de carbofurano, un pesticida muy tóxico.






Comentarios