Un juez de Marcos Juárez destacó que la mujer había boicoteado todo intento de revinculación entre el padre y sus hijos.


El Juzgado Civil, Comercial, de Conciliación y Familia de 2° Nominación de la ciudad de Marcos Juárez dispuso el cambio de cuidado personal de los hijos de una pareja. Como consecuencia, a partir de la resolución, los niños que convivían con la madre comenzarán a hacerlo con el padre.

El magistrado indicó que el progenitor solicitó dicha modificación a causa de la constante oposición de la progenitora al contacto entre él y sus hijos.

En su resolución, el juez Amigó Aliaga puntualizó: “Sin dudas que la Sra. B. no ha sabido direccionar su obrar de conformidad a las responsabilidades que le caben como adulta. Los hijos no pueden convertirse en preseas valiéndose de éstos para impedir el contacto fluido con el restante progenitor. Una cosa es la ruptura del vínculo convivencial que otrora los unía y otra (y muy grave) es privar a los padres de ver a sus hijos”.

El magistrado explicó, además, que había existido una permanente y reiterada falta de colaboración de la progenitora para el cumplimiento del régimen de comunicación, aun cuando la modalidad de contacto había sido acordada por las partes.

Asimismo, destacó los esfuerzos del tribunal, del asesor y de la psicóloga del equipo técnico para restablecer el vínculo paterno, lo cual se vio obstaculizado por la actitud de la madre.

El juez Edgar Amigó Aliaga expresó que, si bien la ley otorga preferencia al “cuidado personal compartido”, ante la existencia impedimentos o alguna dificultad el tribunal puede ordenar dicho cuidado a uno de los progenitores de manera excepcional.

En este sentido, el magistrado también consideró que la progenitora contaba con dos causas penales abiertas por el delito de impedimento de contacto de los padres con sus hijos menores de edad, una de ellas que ya había sido elevada a juicio.

El fallo completo, en este link. 






Comentarios