Una masiva movilización se concentró este miércoles en defensa de la preservación del patrimonio arquitectónico marplatense, en la esquina del Chateau Frontenac, sito en la intersección de las calles Moreno y Alvear.

El encuentro fue convocado por Defensoría del Pueblo de la Municipalidad de General Pueyrredon, Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, Colegio de Profesionales de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, Asociación Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano, Carrera de Turismo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales UNMDP, Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNMDP, Facultad de Arquitectura Universidad Atlántida Argentina, Maestría en Gestión e Intervención del Patrimonio Arquitectónico y Urbano y el Programa Universitario de Adultos Mayores (PUAM)

Coincidimos en la necesidad de visibilizar el mal estado de numerosos inmuebles de “interés patrimonial” integrantes del acervo histórico, arquitectónico, paisajístico y cultural de Mar del Plata. Por eso nos congregamos acá, donde se levanta el otrora grandioso Chateau Frontenac, hoy en lamentable estado de abandono”, afirmaron desde la Defensoría del Pueblo.

preocupación por el estado de numerosos inmuebles que integran el acervo histórico y arquitectónico de la ciudad.

Los manifestantes expresaron su  preocupación por la situación que presentan, y su riesgo de preservación. “Reivindicamos el derecho de la sociedad a la protección de su patrimonio cultural, comprensivo del patrimonio arquitectónico, histórico y urbanístico, establecido en el artículo 41 de la Constitución Nacional y en el artículo 44 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires que establece que la Provincia preserva, enriquece y difunde su patrimonio cultural, histórico, arquitectónico, arqueológico y urbanístico, y protege sus instituciones.

Desde hace muchos años, muchos bienes patrimoniales denotan un estado de falta total de mantenimiento, que compromete su subsistencia. Por ello realizamos un llamado a sus titulares y a las autoridades públicas, a efectos de garantizar su preservación por ser bienes únicos, irreemplazables e irrepetibles.

“Sostenemos la vigencia de la Ordenanza 10.075 – Código de Preservación Patrimonial-, que deberá actualizarse y adecuarse a los tiempos para un mejor cumplimiento de su cometido, solicitando entre otras cosas, que se constituya con carácter permanente la Comisión Honoraria de preservación patrimonial con status consultivo y participativo que prevé el artículo 20 de dicha norma”, afirmaron.

Y remarcaron: “Velamos por la preservación del patrimonio natural y cultural, tangible e intangible, como parte sustancial del patrimonio turístico-recreativo, y el pleno respeto a las características y manifestaciones de sus comunidades”.

Por último señalaron: “Entendemos que el turismo cultural una de las actividades que pueden ayudar a lograr una “Mar del Plata todo el año”. Para lo cual los recursos patrimoniales que la actividad turística le muestra al visitante deben cuidarse y preservarse adecuadamente, sin olvidar que dicho patrimonio debe considerarse como parte esencial de la recreación de los residentes, contribuyendo con ello a la realización plena de todos, tanto como individuos como comunidad”

Todos los actores involucrados se comprometieron a  trabajar en pos de que el turismo cultural ayude no sólo a preservar los recursos para las futuras generaciones, sino también como un motor para la actividad turística.