La médica María Paz Usuna realiza psicoterapia grupal con sus pares para poder "sobrellevar" la pandemia.


En medio de la pandemia de coronavirus, una médica marplatense contó cómo cambió su vida desde la llegada del virus a Argentina y admitió que realiza psicoterapia grupal con sus pares para poder “sobrellevar” la pandemia.

“Me tuve que mudar a lo de mi novio que también trabaja en el mismo lugar que yo para estar aislada de mi familia y de una amiga con quien me había mudado, por si me llegara a contagiar en algún momento no llevar el virus. En la clínica todo cambió también, se vació. No hay turnos, están operando solo urgencias, entonces trabajamos menos y en grupos. Para que no haya contagio entre todos, si llega a entrar un caso que nos contagia a cinco no es lo mismo que lo haga a todos”, contó la joven médica al sitio Ahora Mar del Plata

Usuna dijo que sintió “miedo” aunque dijo que “están preparados con todos los insumos necesarios” a los contagios masivos en la ciudad que hasta el momento tiene 4 casos positivos de coronavirus.

“Nos pusieron psicoterapia grupal para poder sobrellevar todo este tema”, remarcó la trabajadora del área de clínica médica e internación de una clínica privada de la ciudad.

La doctora también se sumó a una campaña de redes sociales de médicos que se ofrecen por internet a responder consultas sobre el coronavirus a personas sin cobertura médica.

“Si hay un ingreso activamos protocolo. Nos cambiamos con todo el equipamiento, con el que tardamos aproximadamente media hora, siempre con alguien que te está mirando a ver si lo estás haciendo correctamente. Se hace la revisación al paciente y otra vez sacarse con todo un protocolo el equipo. Si va a tomografía tienen que limpiar todo el tomógrafo con un producto especial, si va a internación se van limpiando las ruedas de la camilla, es todo un proceso. En el hospital se armó una sala de internación COVID.-19, uno se cambia en un vestuario y se pasa a sala general. Todavía se espera lo peor para estar preparados, lo del aislamiento nos está ayudando a aplanar la curva pero también a preparase para lo que se venga”, sostuvo la doctora.

Por su horario de trabajo, la marplatense no escucha generalmente los aplausos de las 9 de la noche pero contó que su mamá y varios familiares le envían videos que la emocionan cuando termina sus turnos.




Comentarios