Los profesores señalaron que si bien se está trabajando en algunos establecimientos, la falta de planificación no llega a resolver la problemática.


En la mañana del jueves, docentes bonaerenses realizaron una medida de fuerza que consistió en dar clases públicas para “frenar el ajuste en educación”. 

​​La medida de fuerza no se realizó únicamente en la ciudad de Mar del Plata, sino también en otras ciudades del conurbano de Buenos Aires. 

“La crisis de infraestructura en toda la provincia de Buenos Aires se ha agravado. El Gobierno de Vidal achicó el presupuesto para educación y eso impacta en los salarios docentes, pero también en las condiciones de trabajo y aprendizaje de nuestros alumnos. Vidal es la responsable directa de esta situación. En Mar del Plata, con la ola de frio polar, estábamos con 30 escuelas que suspendieron directamente las clases porque no estaban dadas las condiciones”, señaló Gustavo Santos Ibáñez, referente local del sindicato, en diálogo con El Marplatense.

Por su parte, también informaron que si bien en Mar del Plata el Consejo Escolar trabaja en algunas escuelas, todo “se hizo a destiempo, no hubo una planificación previa” y “la falta de planificación no llega a resolver la problemática”.

En este marco, finalizó, “Si una escuela no tiene condiciones eléctricas ni gas, tiene que haber un plan alternativo urgente para que esa comunidad sea trasladada a otros lugares, o ver la factibilidad de reforzar el sistema eléctrico. No está ocurriendo eso. En Mar del Plata pedimos por la pileta que hace un año y medio no pueden usar la pileta cubierta”; concluyó Santos Ibáñez.






Comentarios