Los reclamos por problematicas sociales siguen en pie pero optaron por acercar el conflicto a la gente, para que esté informada.


Tras el rechazo de las organizaciones sociales de Mar del Plata a la oferta de los funcionarios nacionales, los manifestantes habían dicho que una de las medidas de fuerza sería cortar las rutas y accesos, pero esto fue descartado este viernes. 

Las agrupaciones que acamparon durante seis días alrededor del Palacio Municipal informaron que sólo realizarán una movilización y desayuno en la zona de la peatonal, continuando con su reclamo de planes de empleo y programas sociales. 

Uno de los referentes de Barrios de Pie, Rodrigo Hernández, comentó a El Marplatense que cambiaron la postura en cuanto a las medidas de fuerza porque quieren acercar los reclamos a los vecinos, es decir, que estén enterados y no se vean perjudicados.

La idea es hacer llegar la situación de Mar del Plata no sólo a toda la ciudad, sino también a la provincia de Buenos Aires, aprovechando el turismo por el fin de semana largo”, dijo Hernández.

Al mismo tiempo habló sobre los comerciantes, que se vieron perjudicados por la gran cantidad de días que estuvieron las carpas instaladas. Hernández sostuvo que quieren “acercarse y no generar ningún tipo de ruptura con los otros sectores de la sociedad”.

Aunque advirtió que “si el conflicto continúa en escalada deberíamos llegar a eso“, haciendo referencia a los cortes de rutas y accesos a la ciudad balnearia. “Por el momento evaluamos que era mejor generar medidas de consenso con la sociedad”, remarcó.






Comentarios