La profesional sostuvo en el informe que la denunciante no hace autocrítica en su lugar en el conflicto.


Hace más de un mes, Natalia Tortorici denunció a su ex pareja y padre de su hija por violencia de género. El caso tuvo repercusión nacional ya que se viralizó un vídeo en el que Javier Fernández la atacaba en el barrio marplatense de Villa Primera pero la mujer asegura que “el Juzgado de la Familia no hace nada”. 

Ahora la marplatense denunció a la psicóloga de la causa ya que esta sostuvo que Natalia “no hace autocrítica” y la responsabilizaba por la situación de violencia que vivió junto a la nena de dos años, según informa 0223

El ataque se produjo el pasado 5 de abril, pero fue la cuarta vez que Tortorici denunciaba al padre de su hija por violencia de género. La Justicia impuso una orden de restricción de acercamiento por 30 días, el mismo comenzó a regir el 26 de abril, pero la violencia contra la mujer no se termina ya que ahora una de las profesionales involucradas en el caso sostienen que ella “manipuló” la situación. 

La psicóloga Betina Casaza, sostuvo en el informe que envió a la Jueza que se entrevistó a ambos padres por separado y que el mismo dejó en evidencia “el aún escaso trabajo terapéutico en cuanto a su lugar como padres”.

En cuanto a la víctima, sostiene que “el relato detallado de la escena sucedida, deriva en su pedido de restringir el contacto de su hija con el padre, proyectando la culpa en el otro y ausente la autocrítica en cuanto a la posición de la misma en la perpetua relación disfuncional“. 

Sobre el agresor informa que “Fernández reconoce su exceso en la escena de violencia” pero que reacciona “al sentirse desbordado por la constante demanda de Natalia”, desligándolo de su responsabilidad por la golpiza y poniendo en el centro del conflicto a Natalia. 

Este fue el informe que entregó la profesional.

Al mismo tiempo sostiene que “la consecuente respuesta del mismo, […] es tomado por la progenitora para encasillarlo como violento”. “En tal sentido, su espacio terapéutico lo ha ayudado a tomar distancia de la ‘manipulación’, aunque esta vez falló”, sigue el informe.

Ante esta situación Natalia manifestó que “el Juzgado de la Familia sigue sin hacer nada“. “Solicitamos medidas, pericias psicológicas, que haga trabajo comunitario pero nunca nos apoyaron, no hicieron absolutamente nada”, detalló.

La víctima aseguró que desde que el vídeo se viralizó “no cambió nada“, tal es así que un día después de que se conociera la sentencia, Fernández fue a su casa violando la perimetral. Pero no fue solo, sino que acompañado por dos hombres y Natalia sostiene que fue “en una clara intención de amenaza”.

Natalia no estaba en su casa en ese momento, pero un vecino la llamó para advertile que no vaya a su casa. “Saco fuerzas de donde puedo porque estoy viendo cómo resolver este tema. Es un golpe tras otro. Lo de la psicóloga es más violento de lo que pasamos nosotras”, señaló.






Comentarios