Patricio Pioli es el tatuador acusado de divulgar fotos y vídeos con su ex pareja mientras mantenían relaciones sexuales. El caso sienta un importante precedente sobre la violencia de género online o mal denominada "pornovenganza".

En las últimas horas, fuentes del caso confirmaron a Vía La Rioja que Fiscalía ordenó procesar a Pioli por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo. La medida se dio previa elevación a juicio, que se estima, será el año próximo. Mientras tanto, el joven continuará en libertad. 

Respaldo de un grupo de conocidos de Patricio Pioli al momento en el que el imputado declaraba tiempo atrás