Por segundo día consecutivo los trabajadores marcharon por el centro. El gobernador no respondió el pedido de audiencia y denunciaron amenazas por parte de los veedores.


La protesta se realizó en horas de la mañana de este miércoles, cortando las calles 25 de Mayo y San Nicolás de Bari, al frente de Casa de Gobierno.

Criado indico “el Ministerio de Salud no contempla en el escalafón de aquellas personas que tiene mas de veinte años de precarizado”.

 remarco que “hace dos años que está vigente la Ley que se votó en la Legislatura y ahora no se está cumpliendo”. “Somos 340 precarizados profesionales y no profesionales, que no tenemos ningún aumento, obra social, tenemos que pagar monotributo. Estamos un sistema de precariedad que no da para más”.

“En el año 2015 se firmó un convenio, en el que iban a pasar 50 personas bimestralmente y a principio de año firmamos otro convenio para el pase de 7 personas bimestralmente y no se respetó nunca. Estamos en el mes diez de este año y de las 42 personas que debían pasar a planta, solo pasaron cinco. Nos mintieron dos veces”.

Otro empleado, Franco Páez Reclamó que “Ademas le pedimos al Ministerio que regulen a los veedores de los pases, no hay una claridad porque no hay un padrón de todos empleados precarizados”.  “no hay control de ese padrón, no brindan la información real, tampoco sabemos quienes son las personas que pasan a planta”.  Además detalló que “hay compañeros que cobran 6, 7 y 8 mil pesos, que es la cuarta parte de lo que vale la canasta familiar”.

Los empleados presentaron una nota a la espera de una respuesta para conciliar. El pedido de hablar con el gobernador y luego marcharan a la Cámara de Diputados. 




Comentarios