En esta muestra constará de imágenes del Juicio al Circuito Camps, que duró 15 meses y condenó a 23 represores.


Casi un centenar de fotografías que retratan a represores, familiares de víctimas y sobrevivientes de la última dictadura militar serán exhibidas desde este jueves en el ex edificio de la comisaría 5ª de La Plata, que funcionó como centro y maternidad clandestina y hoy es sitio de memoria.

La muestra “Todo está guardado en la memoria”, de la fotógrafa Gabriela Hernández, abre este jueves y durante el resto de marzo se podrá visitar en la ex seccional policial platense ubicada en la diagonal 74 y 63.

El edificio funciona en su totalidad como Espacio de Memoria, ya que el año pasado se trasladaron las funciones policiales de la seccional a un nuevo edificio.

Según se determinó en los juicios a los represores del Circuito Camps, en esa dependencia policial estuvieron detenidas de manera ilegal unas 200 personas, entre ellas 10 mujeres embarazadas, muchas de las cuales dieron a luz allí, y varios niños que fueron secuestrados.

Una de las embarazadas que estuvo cautiva allí fue Inés Beatriz Ortega, quien a los 17 años tuvo a su hijo atada de pies y manos, bebé que fue apropiado y que recién a los 27 años recuperaría su identidad. Hoy es el nieto recuperado Leonardo Fossatti.

La fotógrafa Hernández explicó a Télam que “la muestra abarca fotos de 7 juicios de lesa humanidad, pero en esta comisaría recuperada como espacio de memoria se expondrán fotos del Juicio al Circuito Camps, que duró 15 meses y condenó a 23 represores“.

“En ese juicio, que se extendió durante el 2011 y el 2012, se dispuso también que la comisaría 5ª de La Plata sea declarada como Sitio recuperado para la Memoria y la promoción de los Derechos Humanos, y hoy la totalidad de esa dependencia policial se recuperó como espacio para la Memoria, se conservaron incluso los calabozos”, detalló.

Hernández remarcó que “es muy fuerte exponer en ese espacio las fotos que tomé durante el juicio, las fotos de los represores, de las víctimas, de familiares y amigos de quienes ya no están; y con esta muestra se busca fortalecer, enriquecer y dar sentido a ese espacio“.

“Yo hago fotoperiodismo, y encaro el fotoperiodismo como una actividad artística-informativa, de crónica social y memoria histórica colectiva y esta muestra la armamos entre todos esos testigos, que se dejaron retratar con esa finalidad“, puntualizó.






Comentarios