"El partido se reunirá y analizará qué medidas tomar", dijo el titular del PJ de La Plata.


La Justicia platense puede procesar por falso testimonio al militante del Partido Justicialista de La Plata que el fin de semana denunció haber sido secuestrado por tres hombres, pero luego confesó a la Policía que se trataba de una mentira para justificar que se encontraba con su amante.

Fuentes judiciales reconocieron este martes que si bien el fiscal, Hugo Tesón, aún no recibió las actuaciones policiales, “ante casos como este, correspondería procesarlo por falso testimonio” a Mario Aranda.

La falsa denuncia había hecho que organizaciones defensoras de los derechos humanos, el PJ y otras fuerzas políticas se solidarizaran con el militante y exigieran al Gobierno bonaerense que garantice “el libre ejercicio de la democracia”.

El titular del PJ, José Luis Gioja, afirmó que se trató de un “atentado contra el libre ejercicio de la actividad política”, y responsabilizó a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; a su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y al jefe de la Policía bonaerense, el comisario Fabián Perroni.

Pero luego Aranda confesó que toda la historia había sido una mentira para intentar ocultar que había pasado el día con su amante, razón por la que había llegado tarde a la casa donde vive con su esposa.

Al conocerse la verdad, el PJ de La Plata emitió el lunes un nuevo comunicado en el que sostuvo que se trató de “un problema personal que intentó tapar con una fábula que nos preocupó a todos”, pero remarcó que el militante “siempre se destacó por su humildad y trabajo”.

Nos encargaremos de que tenga una debida atención psicológica” de Aranda, señaló.

El presidente del peronismo platense, Luis Lugones, dijo a Télam que no conoce “en profundidad” el hecho “ni las razones personales por las cuales este muchacho hizo esta locura”, por lo que “el partido se reunirá y analizará qué medidas tomar“.






Comentarios