La Policía logró dar con el delincuente. Identificaron el celular y se trata de un chico mayor de edad. 


Luego de una intensa búsqueda e investigación por parte de la Policía y a la intervención del Gabinete de Investigaciones de Intimidaciones Públicas, finalmente lograron dar con otro de los jóvenes que habrían tenido que ver con la cantidad de amenazas de bombas que se registraron en la Escuela Secundaria ubicada en 9 y 38. 

Una vez identificado el teléfono móvil que se utilizó para hacer las llamadas, la Justicia dio la orden de registro y secuestro que permitió incautar el celular, por lo que dieron con el responsable. Se trata de Leandro Ojeda de 19 años. 

Según informaron fuentes policiales a El Día, la investigación comenzó el 6 de septiembre, cuando un llamado alertaba al 911 sobre la existencia de un artefacto explosivo, lo cual tras la inspección de rigor se comprobó que se trataba de una falsa alarma.

Si embargo, el hecho siguió repitiéndose por 24 veces. Finalmente detuvieron a uno de los jóvenes. 




Comentarios