El hecho transcurrió en el Barrio Monasterio de La Plata, el policía trabajaba en un comisaría de Ituzaingó y se conocían desde hace tiempo.


Luego del llamado de un vecino al 911, donde advertía sobre disturbios en la calle 12, entre 90 y 91. Unos minutos después la policía llegó al lugar y se encuentra con dos alcoholizados y una situación fuera de lo común.

Uno de los protagonistas era un ladrón “con antecedentes penales por robos calificados”, dijo una fuente del caso y el otro trabajaba era un policía que prestaba servicio en una comisaría del Conurbano. Ambos se complotaron para resistir al arresto lastimando a tres efectivos y corrieron la misma suerte: terminaron presos, sólo que el policía, además, quedó fuera de la fuerza, se informó.

Quedaron detenidos por resistencia a la autoridad y lesiones (web).

Ambos opusieron resistencia a querer ser detenidos por el personal policial, el primero en mostrar resistencia cuando quisieron identificarlos fue el policía, que le pegó un golpe en la cara a uno de sus colegas mientras gritaba que “tenía aguante y no se iba a dejar requisar”.

Entre varios agentes lograron reducirlo en el piso, pero entonces el que reaccionó fue su compañero, quien para tratar de sacarle las esposas hirió a otros dos policías. La situación amenazaba con salirse de control justo cuando llegaron los refuerzos y los dos sujetos terminaron detenidos. En total, tres de los efectivos que participaron del procedimiento tuvieron que ser asistidos, mientras que los responsables del incidente fueron trasladados al Destacamento del barrio Aeropuerto por “atentado, resistencia a la autoridad y lesiones”.

Una fuente cercana a la causa dijo al diario Día, “se conocen desde chicos porque viven en el mismo barrio y son amigos”.

La causa fue caratulada como “atentado, resistencia a la autoridad y lesiones” y será investigada por la fiscal Ana Medina. En tanto, Asuntos Internos desafectó de la fuerza al policía detenido y se le secuestró el arma reglamentaria.




Comentarios