Días atrás había reconocido, en una nota de opinión, la lucha de las mujeres "ante siglos de opresión, de humillación, de dominio machista".


Desconocidos realizaron pintadas hoy en el frente del Arzobispado de La Plata en las que se acusa de “traidor” e incluso se invita al arzobispo Víctor “Tucho” Fernández a “arrepentirse” luego que días atrás destacara la necesidad de “oír el reclamo” de las asistentes al Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) que se realizará en la capital bonaerense entre el 12 y el 14 de octubre y rogara a los católicos “evitar agresiones”.

Desconocidos realizaron pintadas en el frente del Arzobispado de La Plata (web).

“Victor arrepentite. El Infierno existe”, se pudo leer hoy pintado con pintura roja en una de las paredes del Arzobispado platense, que ayer debió tapar otra leyenda contra Fernández en la que se leía: “Tucho Traidor”, junto a un pasaje bíblico del texto de Lucas que habla sobre Judas.

El arzobispo de La Plata, Víctor Manuel Fernández, escribió días atrás una nota de opinión en el diario La Nación, en la que reconocía la lucha de las mujeres “ante siglos de opresión, de humillación, de dominio machista, de violencia”.

Desconocidos realizaron pintadas en el frente del Arzobispado de La Plata (web),

“A veces la bronca se concentra contra la Iglesia, que necesita una autocrítica en este tema, como en tantos otros”, agregaba la nota y apuntaba que “se que algunas que participarán no están a favor del aborto y prefieren representar a las que son forzadas a abortar por sus patrones o por sus novios. O insisten en alcanzar una verdadera paridad laboral. O quieren ser la voz de las que sueñan con ser madres, pero mueren en el parto, desnutridas. O luchan con uñas y dientes contra la trata de mujeres. Pero hay una serie de reclamos urgentes que las unen a todas”.

Aunque “corre por las redes que prometen quemar y destruir”, Fernández dijo estar seguro “de que la mayor parte desea hacerse oír pacíficamente, reivindicando un legítimo derecho a protestar”.

Desconocidos realizaron pintadas en el frente del Arzobispado de La Plata (web).

“Las que quieren dañar y destruir no las representan a ellas ni a la inmensa mayoría de la sociedad”, opinó el religioso y añadió que “de todos modos, quienes no supimos asumir como propios los legítimos reclamos de las mujeres simplemente tendremos que abrir el oído”.

Bienvenidas las que vienen a enriquecer el debate público”, puntualizó el arzobispo platense, quien rogó “a todos los católicos que eviten cualquier forma de agresión verbal e iniciativa que termine siendo provocativa”.




Comentarios