Se trata de Fernando Cuacci, quién durante 14 años ejerció la profesión sin tener título habilitante.


Fernando Cuacci, el odontólogo que ejerció durante 14 años su profesión sin tener título habilitante recibió otra acusación por parte de una mujer que se acercó este jueves a ratificar la denuncia que le realizó el Colegio de Odontólogos de La Plata este miércoles. 

Luego de que se presentara ayer la denuncia penal contra Fernando Cuacci por “usurpación de título”, una paciente del hombre, cuyo consultorio se encontraba en City Bell, se acercó a la entidad para ratificar también con su testimonio la acusación”, informó Natalia Weiler,presidenta del Colegio de Odontólogos Distrito 1, que abarca a La Plata, Ensenada, Berisso, San Vicente, Punta Indio entre otras localidades, 

El odontólogo ejerció durante 15 años sin tener título habilitante.

“Se acercó una mujer que dijo ser damnificada por haberse atendido tantos años. Esa denuncia fue a ratificarla a la fiscalía que ahora sigue el caso”, indicó Weiler en diálogo con Télam.

La presidenta del Colegio explicó que el falso odontólogo ejercía desde hacía 15 años y que tenía el reconocimiento de muchos colegas. “Es la primera vez en la historia del colegio que surge un caso así, nos preocupa todo esto”, apuntó.

El Colegio de Odontólogos impulsó la denuncia a partir de una investigación que surgió de manera anónima por mala praxis de un paciente. Esto fue posible debido a que durante el 2019 se habilitó un canal de comunicación con la comunidad para expresar inquietudes. En ese marco se presentó la denuncia de parte de un anónimo. En este sentido, la tarea del Colegio que nuclea a los odontólogos es la de “defender el ejercicio profesional, al profesional pero también velar por la salud de la comunidad”. señaló Weiler. 

En esa línea, desde la entidad iniciaron una investigación que derivó en una inspección de la subcomisión de Habilitaciones, Rehabilitaciones, Verificaciones, Publicidad e Intrusismo del Colegio de Odontólogos de La Plata. “Creíamos que nos íbamos a encontrar con un odontólogo fuera del Colegio o sin matricula pero no era un profesional. No pensamos que no era parte del sistema, cuando el inspector le pidió título, matricula y habilitación nos dijo que no contaba con nada de eso, que había cursado unos años de carrera y que ejerció todos este tiempo en un consultorio habilitado porque la mujer si es odontóloga“, agregó Weiler.

La esposa del acusado, en tanto, se defendió y dijo que “no sabía de la situación, y que durante los 20 años junto a él, “siempre pensó que se había recibido”.

La denuncia quedó radicada ante la fiscal penal de La Plata Virginia Bravo y en la presentación judicial se consignó que al momento de la fiscalización “el acusado reconoció que el consultorio estaba habilitado a nombre de su esposa y que ella ignoraba la situación”.

Además, se detalló que al momento de abrir la puerta, el falso odontólogo “poseía barbijo puesto, e incluso accediendo al sector de atención de pacientes se observó a una mujer sentada en el sillón de odontólogo en posición de ser atendida”.

Télam 





Comentarios