La tormenta, que comenzó alrededor de las 14 hs, en la mayoría del territorio cordobés, se sintió con más fuerza en la ciudad de Saldán, donde se produjo fuertes vientos, gran cantidad de agua caída y granizo que provocaron daños en postes, árboles caídos y voladuras de techos.

Los empleados municipales realizaban tareas de limpieza en el barrio San Francisco, levantando los árboles y ramas caídas de la vía pública. “El Gobierno provincial, a través del ministerio de Desarrollo Social, Carlos Massei, ofreció al intendente de Saldán, Cayetano Canto, la asistencia necesaria tras la tormenta de hoy que provocó voladuras de techos, caída de postes, árboles y anegamientos en viviendas”, señala el parte oficial.

Cabe consignar que el Servicio Meteorológio Nacional mantiene alertas por tormentas fuertes para distintas partes del la provincia.