Recorrió el país y logró juntar más de un millón de firmas para el tratamiento de la Ley de Fibrosis Quística.


Luis Atilio Garay fue papá de dos hijos que murieron por padecer fibrosis quística, una enfermedad congénita que no tiene cura, pero tiene tratamiento. El pasado 13 de mayo de este año, comenzó una cruzada en bicicleta por todo el país y lograr la adhesión, por medio de firmas, para que la ley de Fibrosis Quística tome estado parlamentario.

Luis Atilio Garay, protagonista de la cruzada por la ley de Fibrosis Quística.

Actualmente la ley se encuentra en la comisión de salud, que es presidida por la diputada Carmen Pollero, y estaría estancada. Con esta iniciativa, prevista por la Constitución Nacional como Alternativas Populares, se logró juntar más de 1.040.000 firmas.

Esta cruzada contó con el apoyo del ex director técnico de la selección nacional, Jorge Sampaoli, que aportó la bicicleta adaptada para la cruzada y de los recursos necesarios para la misma.

Hoy en día, son casi 8 mil personas que padecen esta enfermedad y con esta ley se busca que se cubra el 100% de la medicación, se promueva la investigación, una mejor calidad de vida y esto hace un aumento de expectativa de vida.




Comentarios