El ministro de Hacienda, Carlos Sadir, informó este martes que el Gobierno de Jujuy alcanzó un principio de acuerdo para reestructurar los compromisos de pago en torno al denominado “Bono Verde” que la provincia emitió por 210 millones de dólares, con vencimiento en septiembre de 2022 y que busca extender hasta el año 2027.

El entendimiento fue alcanzado con algo más del 50% de los bonistas y la Provincia trabaja en ampliar el acuerdo a alrededor del 75% de los tenedores, de manera de “redefinir el perfil de los compromisos futuros y tornarlos sustentables y ajustados a las posibilidades de pago”, habida cuenta que la pandemia del coronavirus Covid-19 “alteró de manera significativa las previsiones económicas financieras” realizadas en su momento, señalaron fuentes oficiales.

En declaraciones a la prensa Sadir recordó que el “Bono Verde” jujeño, utilizado para terminar de financiar la construcción de la planta de energía solar Cauchari, emplazada en la Puna, fue emitido en septiembre del 2017 mediante el esquema Bullet, que establece que debe ser cancelado en su totalidad en la fecha de vencimiento.

El ministro de Hacienda, Carlos Sadir, dijo que de aceptar la propuesta el 75% de los bonistas, el resto deberán sumarse al acuerdo.(Archivo Vía Jujuy)

El funcionario dijo que ante “las circunstancias ocasionadas por la pandemia y una demora en la puesta en marcha de (la planta) Cauchari, que empezó a vender energía en septiembre del año pasado, se ha complicado un poco la situación financiera en función del cumplimiento para 2022 del capital, aunque no así de los cupones del pago de los intereses, que se ha hecho regularmente”.

De acordarse con el 75%, deberían sumarse el resto

En ese marco es que, partiendo “de la reestructuración de bonos que hizo Nación y vienen haciendo las provincias, Jujuy ha iniciado las tareas para la reestructuración del mismo logrando un principio de acuerdo con más del cincuenta por ciento de los bonistas”, destacó Sadir.

Precisó que el proceso está “en una instancia de poner en conocimiento del resto de los bonistas el acuerdo con ese 50%, que consiste principalmente en extender el plazo hasta 2027, para el pago del capital de esos 210 millones, comenzando en 2023, lo que daría un plazo de cinco años para pagar”.

Continuó indicando que el acuerdo “consiste también en una reducción de intereses, ya que el préstamo fue obtenido con una tasa de interés del 8,625%, lográndose una reducción de esa tasa para 2021 y 2022 del orden del cinco por ciento, y luego sube de nuevo la tasa pero ya no al 8,625%, sino al 8,37%”.

“Implica una merma en el pago de intereses y un pago escalonado parcializado del capital, lo que lo hace mucho más sustentable en el pago de la deuda; lo que nos da mucha mayor previsión financiera para el futuro”, valoró Sadir en torno a la propuesta, que “de acordarse con el 75% de los bonistas, obligaría al 100% a sumarse al acuerdo”.

Finalmente, el Ministro de Hacienda aseguró que hasta el momento la Provincia no incurrió en ningún evento de default: “Venimos cumpliendo muy bien con todos nuestros bonistas, no solo los del ‘Bono Verde’, sino también de todos los cumplimientos que tenemos principalmente con Nación”, aseveró.