Después que como último recurso se tomara la medida drástica de cortar la energía en el sector por el serio peligro que representaban para la integridad de las personas las conexiones clandestinas, la oportuna intervención de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Jujuy permitió encauzar conversaciones tendientes a la regularización de la situación de más de cien familias que habitan en el sector 14 Hectáreas de Alto Comedero.

Buscando conciliar entre las partes en conflicto, el defensor Javier de Bedia se reunió con representantes de los vecinos, directivos de la empresa distribuidora de energía Ejesa y funcionarios de la Secretaría de Energía de la Provincia.

La decisión de cortar el suministro eléctrico en el área fue tomada ante “el peligro de las conexiones clandestinas en una de las líneas que alimentan al sector”, se dijo en la reunión.

El defensor del Pueblo, Javier de Bedia (centro), intervino en procura de una solución para más de cien familias de las 14 Hectáreas de Alto Comedero que tenían conexiones irregulares al tendido eléctrico.(Facebook)

El diálogo “sirvió para acercar a las partes y poner en orden el suministro de energía eléctrica en las 14 Hectáreas”, dijo De Bedia tras el encuentro.

Para esto la empresa asumió el compromiso de iniciar los trámites de la instalación del servicio a aquellas familias que cumplan con los requisitos básicos, poniendo a su disposición un plan de financiamiento a doce meses para pagar la conexión eléctrica.

“El objetivo es que las partes puedan cumplir con sus respectivas obligaciones, tras la normalización de la situación de cada frentista. Se convino que la empresa prestará el servicio y los usuarios pagarán lo que corresponda por el mismo”, resumió el funcionario.

El primer paso será realizar un empadronamiento de las familias que viven en el sector, la presentación de la documentación pertinente “por parte de los propietarios de cada lote”, trámite que “no demandará más de una semana”, según lo comprometido por los representantes de Ejesa (Empresa Jujeña de Energía SA) en la reunión.

También estimaron que de cumplirse con esas diligencias a la brevedad, “el servicio quedaría instalado dentro de ese plazo”, indicó De Bedia.

La regularización de la situación de los vecinos significará desactivar “las anomalías que se venían presentando hasta la fecha” y lo más importante, “seguridad para el sistema de distribución y para los propios usuarios que accedan al servicio”, remarcó el Ombudsman jujeño.

El encuentro tuvo lugar en las oficinas centrales de la Defensoría del Pueblo en esta capital y en representación de la empresa prestataria del servicio eléctrico asistieron el gerente comercial Rodrigo Ces Gómez y el gerente técnico Eduardo Román.