El gobernador de Jujuy aclaró, además, qué quiso decir cuando se refirió al tema y habló de los procesos de adopción en la provincia. 


En diálogo con una Radio Metro, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aclaró que el cronograma electoral de la provincia se “ajustará” a la estrategia nacional de Cambiemos. Pero luego, el funcionario volvió a hablar del caso de la nena de 12 años que fue violada y a la que se le negó la Interrupción Legal del Embarazo, tal como está establecido en el Código Penal. 

A la menor de edad le practicaron una cesárea. A los pocos días, el bebé murió. En el medio de la polémica, Morales se refirió a que una “importante familia” estaba interesada en adoptar al recién nacido, lo que acrecentó las críticas y los debates entre las familias que se anotan en los registros de adopción.

Este martes, el gobernador de Jujuy volvió a hablar sobre su frase y reveló que se trataba de la familia del fiscal Carlos Stornelli. “Lo que yo quise decir es que había una familia importante por lo conocida, no por el dinero. Y quise hacer hincapié en que había personas que estaban interesadas para adoptar a la beba. Una de ellas fue la del fiscal Stornelli, que manifestó su voluntad. Sólo eso”, explicó el mandatario.

Y agregó: “Había más de mil anotados y la ley en Jujuy se cumple, simplemente hice referencia a un caso en particular sobre la voluntad de una familia”.






Comentarios