Se movían de a pie cuando los interceptó la Gendarmería. Llevaban la droga en bolsos de mano


Efectivos del Escuadrón Orán de la Gendarmería Nacional efectuaba tareas de patrullaje en la ciudad salteña de Aguas Blancas cuando en cercanías del paso no habilitado conocido como “Los Gomones” observaron a una pareja que cargaba dos bolsos de mano.

En la presunción de que podía tratarse de un ilícito, los gendarmes dieron la voz de alto a los sospechosos, un hombre y una mujer que ante el requerimiento de los uniformados evidenciaron claros síntomas de nerviosismo, según relataron los funcionarios.

El hombre y la mujer que fueron atrapados por la Gendarmería en el operativo “Mulas Blancas”.

Como es de práctica, en el mismo lugar y ante la presencia de testigos se abrió los bolsos, que contenían un total de cuarenta paquetes rectangulares tipo “ladrillo” de distintos tamaños y envueltos con cintas de distintos colores.

Dado el cariz que tomaba la situación, los gendarmes trasladaron a los sospechosos y los paquetes hasta la sede de la unidad, donde se realizó las pruebas de rigor sobre el contenido de los “ladrillos”, lo que resultó “positivo para cocaína por un peso total de 41 kilos 843 gramos”, según se informó.

Los 42 kilos de cocaína secuestrados en el operativo “Mulas Blancas”.

Los voceros de la fuerza indicaron que el operativo fue denominado “Mulas Blancas” y con el resultado logrado “evitamos que cerca de setenta mil dosis de cocaína lleguen a los barrios”.

La droga, valuada en más de 16 millones de pesos, permanecerá en cautela judicial hasta que se autorice su incineración.




Comentarios