Trabajadores de la salud de Jujuy realizaron su tercera protesta denominada "ruidazo por la salud pública" en hospitales y centros de salud públicos, además de una marcha por calles del centro de la capital para pedir por elementos de protección personal (EPP), recursos humanos y la reapertura de paritarias, entre otras demandas.

Con banderas, pancartas, altavoces y el ruido de sirenas, médicos y enfermeros manifestaron sus reclamos durante todo el recorrido que incluyó los alrededores de la Legislatura provincial, la Casa de Gobierno y el hospital San Roque, nosocomio dedicado exclusivamente a la atención de pacientes con cuadros de coronavirus.

Personal de salud de Jujuy manifestó este jueves sus reclamos, en adhesión al tercer "ruidazo" a nivel nacional.

"El principal requisito es que se incorpore recursos humanos porque, lo que se está denunciando es que están 'desvistiendo algunos santos para vestir otros', se está trasladando personal de los centros de salud a los hospitales de campaña", afirmó la secretaria general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) de Jujuy, Yolanda Canchi.

Los reclamos del sector refieren a la provisión de insumos y materiales de protección en cantidad y calidad suficiente; el pago del estímulo de $5.000 adeudado; el pase a planta permanente e incorporación de recurso humano; el cumplimiento de los protocolos y la reapertura de las paritarias.

"Las condiciones no están dadas para que podamos afrontar la pandemia, encima se vienen estas dos semanas que son las más difíciles, estamos desprotegidos", dijo por su parte la referente del CAPS del barrio San Bárbara de Palpalá, Claudia Albornoz, durante la protesta realizada en la puerta del establecimiento.

El "ruidazo" también se hizo sentir en el interior, como fue el caso del hospital de la ciudad de El Carmen.

Los trabajadores de la salud "necesitamos apoyo porque somos los más expuestos y estamos afectados en un treinta por ciento sobre el total casos de coronavirus que tiene la provincia", agregó.

Además señaló que "pasaron más de cien días y no hay respuestas a los pedidos en cuanto a elementos de bioseguridad".

"Algunas personas nos donan (tales elementos) porque los que proporciona el Ministerio de Salud -advirtió- no son los normatizados, no son los correctos", y alertó sobre el hecho de que a veces se usa "una misma bata para toda la semana, cuando debería ser una por cada turno".

Personal del hospital del barrio Alto Comedero hizo presente su adhesión a la jornada de protesta.

"Necesitamos que se revea todas esas condiciones para que podamos dar respuestas a nuestra población", concluyó.

La manifestación contó con la participación de afiliados de ATSA, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación de Profesionales de la Administración Pública (APUAP) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).