Realizan obras de infraestructura para reabrir el sitio al turismo el 6 junio próximo.


La flexibilización de la cuarentena en la provincia es el marco del programa de reactivación turística “Jujuy para los jujeños”, que desde el pasado fin de semana permite a la ciudadanía desplazarse por todo el territorio, con fines de esparcimiento.

Así fue como en ese “fin de semana largo” se registró un promedio de 40% de ocupación en las plazas hoteleras y gastronómicas en las diferentes regiones de Jujuy, según informó el ministro de Cultura y Turismo, Federico Posadas.

En este plano, las localidades de la Quebrada de Humahuaca fueron las más concurridas, aunque uno de los sitios más emblemáticos -desde hace unos pocos años- permaneció cerrado al público, hasta tanto se pudiese poner en condiciones para recibir a los visitantes.

Se trata de las Serranías del Hornocal, una colosal cresta de fantástico colorido, que se encuentra a 153 kilómetros al norte de San Salvador de Jujuy y más de 4.000 metros de altitud, en la región de la Quebrada de Humahuaca, patrimonio cultural y paisajístico de la Humanidad, según declaración de la UNESCO.

La Serranía del Hornocal es una formación geológica que se encuentra a 4.350 msnm, en la Quebrada de Humahuaca.

Las comunidades indígenas del lugar acordaron con las autoridades provinciales trabajar en estos días para garantizar los servicios básicos de bioseguridad para visitantes y operadores, y así poder reabrir al turismo el área del “cerro de los 14 colores”.

La directora provincial de Productos Turísticos, Sandra Nazar, dijo al respecto que “la fecha tentativa de apertura es el 6 de junio” y señaló que se trabaja en la elaboración de los protocolos necesarios para que el sitio natural pueda ser visitado por residentes jujeños.

En ese sentido, las comunidades requirieron la construcción de baños en el lugar donde se sitúa el mirador, la provisión de un camión atmosférico y el suministro de agua potable permanente, para recibir a los turistas que buscan distención y esparcimiento, frente a los más de 60 días de cuarentena.

Pero además, el ministro Posadas remarcó la importancia de que paulatinamente se vaya reactivando el sector en Jujuy “porque comprende actividades que generan más de veinticinco mil puestos de trabajo”.

Para volver a recibir turismo en las Serranías del Hornocal, se encara obras para dotar de agua potable y baños a ese sitio, lo que permitiría la habilitación del mirador ubicado a 25 kilómetros al este de la ciudad histórica de Humahuaca.

Desde que se declaró el aislamiento social preventivo y obligatorio, Jujuy reportó seis casos confirmados de coronavirus, de los cuales cinco están completamente recuperados y el restante está siendo tratado en el hospital “San Roque” de esta capital.

Por otra parte, existe un caso confirmado proveniente del Perú, un viajero que se encontraba de paso por la provincia y que es atendido en el mismo nosocomio.

Las autoridades aseguraron que no hay circulación comunitaria del virus Covid-19.

En Humahuaca, el Comité Operativo de Emergencia Municipal prevé disponer en la zona del Hornocal efectivos de la Policía Turística y personal del SAME y avanzar en los controles relacionados al distanciamiento social y el uso del tapaboca.

Para llegar hasta el mirador de las serranías del Hornocal hay que recorrer desde el pueblo de Humahuaca, una distancia de 24 kilómetros por un camino de montaña, la Ruta Provincial N° 73.

La imponente formación de cerros multicolores es un sitio destacado en la región de la Quebrada, donde se puede obtener una de las mejores postales de Jujuy.

En temporada alta cientos de personas concurren a diario a ver este atractivo. Al mirador se puede llegar en vehículos particulares -que deben estar en buenas condiciones mecánicas- o unidades que realizan tours, teniendo en cuenta las exigencias del camino y la altitud.




Comentarios