La protesta se focalizó en la situación que atraviesan las mujeres en lucha en Bolivia y Chile


Encabezada por integrantes de pueblos indígenas, dirigentes sociales y políticas y referentes de las mujeres de la colectividad boliviana en Jujuy, una marcha rechazó este lunes en la capital jujeña la violencia que tiene como víctimas a las mujeres de los países latinoamericanos.

La marcha que convocó a más de treinta organizaciones de mujeres originarias, estudiantes, sindicales y políticas avanzó por las calles céntricas de San Salvador de Jujuy poco después de las 18:00 al son de cánticos y reclamos en contra de las violencias de género.

“Por una Latinoamérica sin fascismo, racismo, ni misoginia”, rezaba el lema elegido por los colectivos participantes en alusión al golpe de Estado en Bolivia con el objetivo de reivindicar la lucha por los derechos de las “mujeres de polleras”.

“Las mujeres originarias de Bolivia que hoy cortan las carreteras pidiendo la renuncia de Áñez, autoproclamada presidenta, son las primeras destinatarias de nuestra solidaridad y lucha”, indicaron durante la movilización.

En ese sentido, afirmaron que las mujeres “están a la cabeza de las luchas en países como Chile y Bolivia pero -a su vez- son las más hostigadas”, y condenaron los casos de abusos sexuales de las que fueron víctimas las “hermanas chilenas”.

Durante la movilización las participantes levantaron una gran cantidad de banderas Whipala, utilizada como principal estandarte de “lucha” en un contexto de “pérdida de derechos en Latinoamérica”, agregaron las activistas.

Finalmente, durante la protesta reiteraron los reclamos para que se declare la emergencia en violencia de género contra las mujeres; pidieron justicia por las muertas en femicidio y por luchar en Latinoamérica, entre otras consignas.




Comentarios