"Zaffaroni demuestra que no eran infundados nuestros temores", dijo la legisladora de la UCR de Jujuy


No cesan las repercusiones tras la entrevista radial en la que el exjuez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni cuestionó la situación judicial de la exdiputada provincial Milagro Sala y argumentó a favor de la intervención federal al Poder Judicial de Jujuy por la presunta manipulación de la que sería objeto por parte del Poder Ejecutivo local.

Reaccionando a aquellas declaraciones la senadora nacional Silvia Giacoppo (UCR Jujuy) rechazó lo que considera “infundadas acusaciones sobre la falta de estado de derecho en la provincia” e interpretó que Zaffaroni busca “impunidad” para la líder de la organización Tupac Amaru –“de ella en principio y de muchos más después”, acota-, por lo que reclama “basta ya de promover la impunidad”.

A través de las redes sociales la legisladora radical afirmó que “este ataque a la independencia de Poderes en nuestra provincia demuestra que no eran infundados nuestros temores” referidos al “peligro institucional que generaba la vuelta de un proyecto que ya había demostrado que la institucionalidad y la independencia de la Justicia no eran sus prioridades”.

Plantea que “por el cargo que ha ocupado” y siendo actualmente “juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, Zaffaroni “debería promover la imparcialidad de la justicia y defender las autonomías provinciales. Pero, con sus declaraciones, va en el sentido contrario”, analizó la senadora por Jujuy.

Eugenio Zaffaroni (c) con dirigentes y militantes de la organización “Tupac Amaru”, en una visita a Jujuy para llevar su apoyo a Milagro Salla.

“Sabemos que lo que busca Zaffaroni con sus dichos es la libertad de Milagro Sala. O la impunidad. De ella en principio y de muchos más después”, agrega luego, para allí trasladar su atención hacia la figura de Alberto Fernández, al puntualizar que “si el presidente electo no condena estos dichos, deberé creer que los avala”.

Un párrafo más abajo rechaza de plano las “infundadas acusaciones sobre la falta de estado de derecho en la provincia”, como también las afirmaciones de “que Milagro Sala es una presa política. Error -dice-: es una política presa que ha sido condenada por hechos comprobados”, asevera.

“Milagro Sala no es una perseguida política, sino una dirigente que instaló en Jujuy un verdadero estado paralelo, cuyos métodos brutales sufrimos en carne propia”, refiere entonces Giacoppo, al mismo tiempo de exhortar “basta ya de promover la impunidad”, haciendo un llamado a que “todos debemos condenar la corrupción. Mucho más un exjuez de la Corte!”, en alusión a Zaffaroni.

Reivindica a la vez la legisladora “la reactivación de mecanismos judiciales que han vuelto a funcionar en la provincia”, lo cual adjudica a “la regeneración política e institucional que ha promovido Gerardo Morales”.

“En Jujuy volvió el estado de derecho. Parece que eso le molesta a algunos, pero somos muchos más los que vamos a defender estas conquistas”, avisa la senadora radical, que no duda en afirmar que los planteos del juez Zaffaroni “son advertencias de que lo que viene, va a ser complicado”.




Comentarios