Efectivos la IV Brigada Aerotransportada tomaron parte del Operativo Integración Norte.


Más de mil efectivos pertenecientes a la IV Brigada Aerotransportada del Ejército Argentino regresaban este fin de semana a Córdoba, donde tiene asiento esa unidad, después de realizar ejercicios militares en la Puna jujeña durante dos semanas.

Parte del personal y todo el material bélico utilizado, entre ellos 150 vehículos y la carga pesada, partieron el domingo por la mañana en un servicio del ferrocarril Belgrano Cargas.

Espectacular escena con los paracaidistas de la Unidad en peno descenso.

La formación, con 25 vagones, partió desde la ciudad de Palpalá, distante doce kilómetros de San Salvador de Jujuy, rumbo a la ciudad de Alta Gracia, informaron fuentes de esa fuerza.

“Los ejercicios resultaron muy satisfactorios; en Jujuy se realizaron entre veinte y veinticinco como parte del Operativo Integración Norte (Opinor) del Ejército”, explicó el coronel Gonzalo Herrera, jefe del Regimiento de Infantería de Montaña 20 (RIM 20), localizado en San Salvador de Jujuy.

Escolares de la zona fueron invitados a observar los ejercicios y luego los soldados interactuaron con la delegación.

En la Puna jujeña los soldados realizaron lanzamientos en paracaídas desde un avión Hércules de la Fuerza Aérea y movimientos en tierra en situación de ataque y defensa, dentro de topografía muy accidentada semidesértica en zonas de La Quiaca, Pumahuasi y Santa Catalina, a unos 3.500 metros sobre el nivel del mar.

Sobre un accidente producido durante las maniobras, Herrera dijo que las lesiones sufridas por uno de los efectivos “son algunas fracturas, pero no de mayor magnitud” y explicó que estas prácticas son ejercicios “que tienen cierto riesgo, pero por la actividad propiamente dicha, como puede ser en cualquier deporte de riesgo”, comparó.

Los ejercicios militares tuvieron lugar en la región de La Quiaca, Pumahuasi y Santa Catalina.

Participaron de estas prácticas en Jujuy 1.500 efectivos, entre ellos 600 paracaidístas, todos pertenecientes a la IV Brigada Aerotransportada, la cual integra la primera gran unidad de combate que reacciona o acciona en cualquier tipo de conflicto armado, según se explicó.

En algunas fases, los efectivos realizaron ejercicios combinados, para los que se sumó personal del RIM 20.

Los jefes a cargo de los ejercicios militares recibieron al gobernador Morales y otros funcionarios, en el área de las maniobras.

Las particulares características geográficas de la región de la Puna fueron propicias para la realización de estos ejercicios militares, los cuales a nivel fuerza de despliegue rápido no se realizaba desde hace varios años en Jujuy.

El objetivo fue “preparar a los efectivos para dar respuesta militar en caso de tener que salvaguardar los más altos intereses de la Nación” y, al mismo tiempo, el despliegue de fuerzas sirvió para “sumar disuasión en el marco del Operativo Integración Norte”, dijeron fuentes castrenses.




Comentarios