Tras el abrupto final que tuvo la reunión con el Gobierno provincial, el Frente Amplio Gremial exige una mejora al "insuficiente" 4% de aumento ofertado


El Frente Amplio Gremial (FAG), que nuclea a la mayoría de los sindicatos de trabajadores estatales de Jujuy, expresó un “profundo malestar, preocupación y rechazo” frente al 4% de aumento ofertado por el Gobierno provincial, exigiendo que se “mejore la insuficiente propuesta” y que además exista un cambio de “actitud”.

Estos términos están contenidos en un comunicado de prensa difundido este sábado luego de un encuentro de los principales dirigentes de las distintas instituciones gremiales que integran el FAG.

Advierten también en el texto que de haber una “nueva imposición en las liquidaciones” concretarán medidas de fuerza.

El comunicado refleja claramente el estado de ánimo de los sindicalistas, tras haber abandonado intempestivamente el jueves último la reunión que mantenían con funcionarios del Gobierno provincial encabezados por el ministro de Trabajo Jorge Cabana Fusz.

Ese día, la secretaria general de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (Apoc), Susana Ustarez, calificó como un “insulto” la propuesta del Poder Ejecutivo, mientras que el dirigente Nicolás Fernández, secretario general de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Púbica de Jujuy (APUAP), visiblemente ofuscado afirmaba que la oferta fue una “provocación” del Gobierno.

La reunión del Frente Amplio Gremial con el ministro de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz, terminó de manera abrupta el jueves pasado.

“Los trabajadores estatales de Jujuy de todos los escalafones queremos expresar nuestro profundo malestar, preocupación y rechazo frente a la propuesta de un 4% de aumento por ser insuficiente”, inicia el escrito emitido por el Frente.

Teniendo en cuenta que el aumento acumulado hasta la fecha es del 20%, argumentan que la propuesta “no contempla siquiera la inflación acumulada al mes de Julio para el NOA, que es del 27,3%, según el propio INDEC” y tiene “el agravante de que esta sería la única ‘mejora’ hasta el mes de noviembre”.

Plantean los dirigentes que el aumento debe contemplar “una recomposición salarial desde julio igual a la inflación medida para el NOA por el Indec”, y un “programa de recuperación de lo perdido durante el 2016, 2017 y 2018″.

En tanto, pretenden que exista una “actualización automática según la inflación para los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre”.

En defensa de la propuesta oficial, Cabana Fusz dio una explicación sobre los argumentos que sostienen la propuesta presentada el jueves.

“De acuerdo a la inflación medida por INDEC, que es el indicador con que nos manejamos para definir los aumentos salariales -señaló-, el índice acumulado de enero a julio marcaba veinticinco por ciento. Atento a que el Gobierno de la Provincia otorgó dos incrementos que totalizan un veintiun por ciento acumulado, ahora la propuesta para agosto es un cuatro por ciento, más un seis por ciento para octubre. Esto hace 33,4 por ciento acumulado a octubre”, detalló.

Por su parte, el gobernador Gerardo Morales ratificó su posición de ofrecer las mejoras que estén dentro de las posibilidades de las finanzas provinciales, evitando comprometer las previsiones establecidas con su equipo económico.





Comentarios