Habrá una nueva audiencia de mediación entre ellos y los dueños de la firma. Llevan 6 meses sin cobrar sus sueldos.


A casi 6 meses de que Super Uno S.A. cerrara sus puertas tanto en Jesús María como en Colonia Caroya, los trabajadores que en ese entonces quedaron practicamente en la calle, siguen luchando por cobrar lo que les corresponde.

Según expresó Natalia Bustos a Vía Jesús María, siguen exigiendo a los dueñps de la firma el pago de sus sueldos y las correspondientes indemnizaciones que no han sido abonadas a la fecha.

En la jornada de éste jueves, se manifestaron frente a las puertas de la sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Córodoba que funciona en Av. Laprida de Jesús María.

Allí, pidieron celeridad para reactivar la explotación comercial de los dos comercios que al cerrar sus puertas dejaron a 63 familias sin trabajo.

El próximo martes 14 de mayo, en el colegio de abogados de Jesús María (Vicente Aguero Esq. Sarmiento) habrá una nueva audiencia de mediación entre las partes y piden a la comunidad que los acompañe.

Manifestantes de Super Uno (Gentileza)






Comentarios