Los más de 30 tornados que el viernes devastaron estados del sur y del medio oeste de Estados Unidos dejan por ahora un saldo parcial de 88 muertos y decenas de desaparecidos, aunque las autoridades no descartan que la cifra de fallecidos sea superior.

“Creemos que nuestro número de muertos de este evento superará los 50 residentes en Kentucky; probablemente terminará más cerca de 70 a 100 vidas perdidas”, detalló.

Beshear señaló que un tornado tocó tierra y recorrió cerca de 200 millas (320 kilómetros) y que se trató del más “severo en la historia de Kentucky”.

Tornado en Kentucky: recorrió 200 millas y arrasó en distintos estados. Foto: Foto: AFP

En la ciudad de Mayfield, en la que viven unos 10.000 habitantes, un tornado derrumbó una fábrica en la que estaban trabajando más de un centenar de personas y provocó una cifra “masiva” de víctimas. Fue el lugar más afectado tras la catástrofe.

“Había unas 110 personas en el momento en que el tornado lo golpeó”, dijo el gobernador. Y añadió: “Creemos que perderemos al menos a docenas de esas personas. Es muy duro, realmente duro, y estamos rezando por todas y cada una de esas familias”.

Asimismo, Beshear activó a la Guardia Nacional y la Policía Estatal de Kentucky. Además, indicó que diferentes tornados impactaron en una docena de distritos pero que el más grave de ellos se originó inicialmente en Arkansas y recorrió una distancia “nunca vista”.

Los estados de Illinois, Missouri, Misisipi y Tennessee también resultaron afectados y 400 mil hogares se quedaron sin luz.

Joe Biden visitará la zona afectada por los tornados

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que visitará el estado afectado por el tornado, una vez que ni él ni su equipo obstaculicen las tareas de rescate. “Cuando aparece un presidente, aparece con una gran cantidad de personal. Una gran cantidad de vehículos y podemos interponernos en el camino sin querer”, señaló el mandatario.

El jefe de Estado estadounidense calificó como una “tragedia inimaginable” los tornados que desde el viernes a la noche azotaron las regiones del sur y el centro del país, y que ya causaron al menos 50 muertos.