El vocero de Paradas Unidas de Iguazú lamentó la situación que viven los trabajadores.


En medio de las restricciones impuestas por la municipalidad de Puerto Iguazú por tres casos de coronavirus que aparecieron en la ciudad en los últimos días, la situación de los taxistas y remiseros se volvió más compleja.

Freddy Ríos, vocero de Paradas Unidas Iguazú, lamentó la situación que se vive y la calificó como muy triste y fea.

En ese sentido, recordó que desde hace tres meses tienen una cocina solidaria para alimentar a los trabajadores y que tuvieron que achicar las porciones para que la comida alcance para todos.

“Ahora en estos momentos nos está costando bastante la cocina, si bien nos están ayudando con un poco de carne y verduras, nosotros necesitamos puré, fideos, arroz, aceite. Tuvimos que bajar la porción para que alcance para todos”, expresó en Radio Yguazú.




Comentarios