El caso conmocionó a la zona porque un guardia de seguridad habría asesinado a la magistrada.


La agente fiscal Natalia Montanía requirió la prisión preventiva de María Antonia Fernández Morel (19), a quien imputó por omisión de aviso de un hecho punible. La misma supuestamente se encontraba en un sanitario del Juzgado de Hernandarias el sábado 27 de junio cuando el guardia de seguridad Wilson Miguel Scappini Villalba habría asesinado a la magistrada Diana Eveline Mereles Duarte, publicó el portal Ñandutí, de Asunción.

Paralelamente, la representante del Ministerio Público también imputó a un adolescente, técnico en celulares, que habría flasheado el teléfono del principal sospechoso del crimen, a pedido de la ahora imputada. El menor soporta cargo por Frustración de la Persecución y Ejecución Penal.

La investigación fiscal refiere, que aquel 27 de junio, a las 11:30 aproximadamente, María Antonia fue hasta el Juzgado de Hernandarias, en la calle Uruguay, del barrio San Antonio, junto al encargado de seguridad. La misma habría sido trasladada hasta el lugar por una amiga, a bordo de una motocicleta.

Luego, la joven habría ingresado al sanitario del Juzgado, donde supuestamente se encerró y mantuvo relaciones sexuales con Scappini Villalba. En un momento dado, la jueza Diana Eveline habría llamado al sujeto, quien inmediatamente hizo una seña a María Antonia para que la misma no hiciera ruido y acto seguido salió junto la magistrada.




Comentarios