El intendente Filippa cargó contra el gobierno nacional a quien acusó de abandonar el problema y dejar todo en manos de la provincia.


La municipalidad de Puerto Iguazú cortó los accesos al área del paso de frontera del Puente Internacional Tancredo Neves tal y como había anticipado este martes el Comité de Emergencia de la ciudad. Personal de Obras Públicas cruzó camiones sobre la calzada, para imposibilitar la circulación de vehículos.

Filippa mantuvo su postura, argumentando que la decisión se tomó teniendo en cuenta el bienestar de la población de Puerto Iguazú, y cargó contra el Estado Nacional, a quien endilgó haberse desentendido de la situación. “Les hemos comunicado a los jefes de la fuerza (GN) la decisión que hemos tomado, a partir de una resolución de la Municipalidad, pero acá la decisión pasa por el Gobierno Nacional”, indicó Filippa en declaraciones publicadas por el portal El Independiente Iguazú.

Filippa señaló que a pesar de la cantidad de turistas que quieren ingresar al país para volver a sus hogares, se debe dar prioridad a la salud de los habitantes de la ciudad. “Vemos que cada día pasa más gente que viene de afuera, entendemos la situación de los compatriotas que vienen de Brasil y quieren llegar a sus hogares, pero tenemos que priorizar la salud de los habitantes de Puerto Iguazú”.

El jefe de la Gendarmería, Marco Fernández, le propuso a municipio continuar con el mismo esquema de movimiento de los repatriados, pero de una manera más ágil. “Acá hay que decir que Aerolíneas Argentinas no está teniendo ningún gesto humanitario, lo que está haciendo son vuelos comerciales, porque cada persona se tiene que pagar sus pasajes”, remarcó Filippa.




Comentarios