Fue durante la madrugada cuando efectivos de la Policía de Misiones identificaron una Meriva con bultos en su interior.


A las 3.45 horas de la madrugada en Puerto Iguazú, efectivos de la Policía de Misiones detuvieron a un hombre que transportaba mercadería sin el aval aduanero. Decomisaron un total de 500 anteojos que habían ingresado al país de contrabando.

El hecho fue en calles internas del Barrio Riveras del Paraná que conducen a la zona costera. Allí, efectivos de la División Infantería Zona Norte llevaban adelante un operativo de control vehicular y detectaron un automóvil Chevrolet Meriva que transportaba grandes bultos embalados.

En el interior de los bultos había 25 cajas de 20 unidades de anteojos cada una. Por tal motivo, se procedió al secuestro de la mercadería que no contaba con el correspondiente aval aduanero. El conductor del vehículo fue identificado como, Avelino M. de 31 años de edad con residencia en la ciudad. Se labraron las actuaciones y los elementos secuestrados fueron puestos a disposición del organismo pertinente.




Comentarios