Se debe a una restricción horaria en el aeropuerto ubicado en Buenos Aires. Se redujeron aproximadamente 300 vuelos.


Se cumplieron quince días desde la reglamentación que le prohíbe al aeropuerto El Palomar operar dentro de la franja de 22 horas a 7 de la mañana. A raíz de ello, se vieron afectados numerosos destinos en toda la Argentina. Son alrededor de 300 los vuelos que han disminuido, lo que afecta a unos 39 mil pasajeros.

Uno de los destinos involucrados es Puerto Iguazú con su conexión directa a Mendoza, por lo que las aerolíneas como FlyBondi o JetSmart debieron reducir sus frecuencias, reprogramar horarios y trazar nuevas rutas. Entre ellas se vieron afectadas además conecciones con Neuquén, Tucumán y Córdoba, entre otros.

Los cambios han provocado preocupación, principalmente desde el sector turístico donde la conectividad perdió fuerzas. La resolución de restricción horaria fue impuesta por la jueza Martina Forns, a causa de una supuesta contaminación sonora.

La medida impuesta pone en peligro los planes de inversión y expansión de empresas que ofrecen más opciones para volar y que, además, ofrecieron nuevos empleos directos e indirectos en el sector aeronáutico y del turismo.




Comentarios