Una iglesia de Iguazú se solidariza con los que menos tienen ante el frío polar que azota la región.


La ola de frío se hace sentir desde hace unos días en toda la Provincia, especialmente durante la noche, cuando las temperaturas descienden considerablemente. En ese contexto la situación de las personas que no tienen un lugar donde dormir se torna complicada. El brazo solidario se extiende e Iguazú no es la excepción: desde ayer, la Iglesia Ministerio Jesucristo Pan de Vida, ubicada en la Av. Néstor Kirchner al 2100, a media cuadra de la Plaza del Barrio Unión, abrió sus puertas para que las personas que no tienen donde pasar la noche puedan hacerlo allí.

Desde anoche, abrimos la iglesia para que la gente que no tiene donde dormir puedan hacerlo allí. Ayer se tomó la decisión por la ola de frío, y sabiendo la cantidad de gente que hay en Iguazú en situación de calle”, comentó Daniel Peralta, pastor de la iglesia, y agregó que “diferentes personas y organizaciones de Iguazú se han sumado, lo que nos permitió alojar a las personas que se quedaron anoche a las que se les permitió dormir y esta mañana se les dio un desayuno”.

Además, en forma conjunta con Seguridad Ciudadana, salieron a recorrer la Ciudad para localizar a las personas en situación de calle. Algunos de ellos no aceptan la propuesta pero la mayoría aceptó y durmió bajo techo.

Según Peralta, de la información que pudieron recabar, muchas de las personas que asistieron son de Iguazú. En total nueve varones y una mujer, la mayoría con familia, oriundos de la ciudad, excepto dos, un brasileño y un venezolano. ”Ahora, el trabajo más fino es indagar por qué una persona queda en situación de calle. En ocasiones hay historias de violencia, consumo, problemas familiares, con lo cual la idea es ahondar la situación para ver si se puede vincular a las personas”, señaló Peralta.

Son personas que no tienen trabajo, algunos hacen artesanías y con eso se sostienen. En la iglesia no tenían ningún tipo de elementos para hacer frente a esta situación, pero gracias a la colaboración de personas e instituciones que se sumaron, como la Dirección de Acción Social de la Municipalidad, las peñas de los clubes River, Boca e Independiente y otros particulares, recibieron donaciones para poder albergar a la gente que más lo necesita.

Los que quieran colaborar o recibir más información pueden comunicarse al número de teléfono: 3757 52 77 76

Fuente: El Independiente de Iguazú




Comentarios