A  través del Programa de Prevención de Cáncer de Cuello de Útero de la provincia, a cargo de la Dra. Claudia Enrique, en el Hospital Centenario se realiza el test de VPH que es un examen que sirve para detectar si hay presencia del Virus del Papiloma Humano (VPH), que aumentan el riesgo de cáncer en el cuello del útero.

La infección persistente por el virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal de cáncer de cuello uterino en las mujeres.  El VPH, transmitido sexualmente, es una infección muy común y la mayoría de las personas pueden tenerla alguna vez en su vida. En algunas mujeres, el VPH va persistir por mucho tiempo y si no se detecta y trata, la infección puede desarrollarse a lesiones precancerosas y posiblemente progresar a cáncer de cuello uterino.

Test de VPH

En nuestro país se hace una toma de muestra doble. Conjuntamente con la toma del Test de VPH se toma un PAP, que sólo se leerá en caso de que el Test de VPH sea positivo.

Esto permite detectar ADN de Virus del Papiloma Humano, un virus que aumenta el riesgo de cáncer de en el cuello uterino. En el caso de que el test sea negativo, es decir, no se detecte VPH en el cuello del útero, el intervalo hasta el próximo test será de 5 años.

Si el test de VPH detecta la presencia de VPH, el PAP permitirá saber si el virus provocó lesiones.

Pueden pasar en promedio 10 años desde que aparecen las primeras lesiones hasta que se conviertan en cáncer. Por este motivo el cáncer de cuello de útero es una enfermedad altamente prevenible.

¿Quiénes deben hacerse el Test de VPH?

Se recomienda para las mujeres a partir de los 30 y hasta los 64 años. Podrán realizarlo en el servicio de patología del Servicio de Ginecología del Hospital Centenario con turno previo.

La prevención de cáncer cervicouterino

El cáncer cervicouterino es el tercer cáncer más diagnosticado entre las mujeres, a pesar de que podría prevenirse casi por completo, continúa siendo un problema significativo de salud pública en Argentina. Se estima que cada año se diagnostican en nuestro país alrededor de 4.500 casos nuevos y 2000 mujeres mueren a causa de esta enfermedad.

Afecta principalmente a mujeres de bajos recursos socioeconómicos que por diversas razones (como barreras geográficas, culturales y económicas) no acceden a los servicios de tamizaje.