A partir del 1° de febrero, la garrafa de 10 Kg podría estar por encima de 300 pesos y se espera que aumente en marzo.


De esta forma una familia de cuatro personas, que necesita un promedio de una garrafa cada 15 días necesitará de 600 pesos por mes solo para poder cocinar sus alimentos, es decir 20 pesos por día.

No obstante el precio diferenciado se consige únicamente en boca de los depósitos de los comercios mayoristas, en los almacenes la garrafa ya está en 350 pesos y el mismo valor se consigue con el servicio de envio a domicilio.

El aumento de la garrafa golpea a los sectores más bajos de la población, pese a que muchos de ellos tienen el gas subsidiado mediante el reintegro del Gobierno Nacional a través del Anses.

Por su parte la secretaría de Gobierno de Energía estableció que el subsidio para los beneficiarios del Plan Hogar será de 152 pesos por garrafa. Los distribuidores de la ciudad, no saben con precisión si el gas evasado sufrirá un nuevo incremento antes de que llegue el invierno, pero la mayoría aseguran que es probable que esto ocurra en el segundo trimestre del año.






Comentarios