El conflicto tiene larga data, sin resolver la situación habitacional, dicen sentirse abandonados.


Ante la toma de viviendas que ocurrió posterior con las personas del ex Circuito Mena, se tenía entendido que el desalojo había finalizado, pero se informó que dos familias resisten y permanecen en lucha. Ambas recibieron una orden de desalojo que caducó el pasado 31 de enero y que en el transcurso del sábado 2, podría hacerse efectiva.

La orden, recibida con 25 días de anterioridad, no logró ser apelada por ninguno de los abogados defensores de las familias y se supo que la jueza de Garantías, doctora Melisa Ríos, no hizo lugar al pedido de prórroga de plazos.

Exequiel Domínguez, indicó “Hace cuatro años vivimos acá, mi familia sufre carencias pero tiene dignidad, somos trabajadores, estamos desesperados, no podemos dormir porque no sabemos lo que va a pasar”.

Asimismo, el vecino lamentó que hace semanas que no cuentan con servicios básicos, como el de la luz o agua potable, “lo que hicieron con nosotros es abandono de personas, estamos bien gracias a vecinos que nos acercan bebida y alimentos”.

Para concluir Exequiel expresó “Nos ofrecen un terreno en el barrio “La tablada” que se inunda. Si me voy tengo que desarmar mi único ranchito, que si lo desarmo no lo armo más“.






Comentarios