Fue encontrado por un buzo retirado de la Armada que trabajó ayer de manera voluntaria en el operativo que se llevaba adelante en la República Oriental del Uruguay.


Leandro Ramos, fue encontrado por Zenón Pereyra, un buzo retirado de la Armada que trabajó ayer de manera voluntaria en la búsqueda. Estaba a pocos metros de donde ayer se encontró un calzado del piloto: “estaba maniatado por las cuerdas del parapente”, dijo Zenón sobre el hallazgo del cuerpo.

Buzos uruguay
Crédito: lapalomahoy

Según publica lapalomahoy, que el hallazgo del cuerpo del instructor se concretó esta mañana. “Vi un bulto que se movía en el agua y reconocí el parapente. Entonces, empecé a cinchar– ayudado por Pablo Garcia, un vecino de La Pedrera que acercó una cuerda para lograr mover el cuerpo. Juntos lo aceramos a la orilla y, cuando llegó prefectura, atamos la cuerda a la camioneta y pudimos sacar el cuerpo que se encontraba maniatado por las cuerdas del parapente.” Pereyra explicó, además, que la corriente arrastró al cuerpo del instructor hasta el punto donde fue hallado.

Sobre el hecho
Pasadas las 16:30, del domingo el instructor de paramotor estaba realizando un vuelo de bautismo con una pasajera en La Pedrera, cuando el motor del aparato sufrió una explosión en pleno vuelo y se precipitó al agua con sus dos ocupantes.

La pasajera fue rescatada por un surfista, pero Ramos no corrió la misma suerte, ya que minutos despues de ser visto flotando junto al parapente, desapareció.

Leandro Ramos
Crédito: Web

De quién se trata
Leandro Ramos, un meteorólogo entrerriano que recorría Sudamérica en un parapente, en compañía de su perro. Según una entrevista que le realizó días atrás el corresponsal de Subrayado Willam Diallutto, el viaje de Ramos comenzó el 15 de abril, cuando partió de la ciudad de Chajarí, en Entre Ríos, y el fin de semana pasado había llegado a La Pedrera.

En cada lugar que llegaba, permanecía un tiempo, donde aprovecha para brindar vuelos de bautismo y con ello financiar su viaje.

Su aspiración era recorrer América del Sur en cuatro años. Leandro Ramos había admitido que el mayor desafío es cruzar los andes volando para volver a Argentina.

El parapente en el que Ramos viajaba, tiene una autonomía de vuelo de 4 horas, pudiendo desplazarse unos 200 kilómetros a una altura de entre 200 y 3.000 metros, y los vientos de altura hacen que pueda avanzar distancias más largas.





Comentarios