San Honorato presentó su carta de otoño

por Gabriela Martin

El reconocido restaurante cordobés puso sobre la mesa su propuesta para esta estación. Un culto a la cocina de autor.

San Honorato, el restaurante ubicado en una de las tradicionales esquinas de barrio General Paz (25 de Mayo y Pringles) de la ciudad de Córdoba, presentó en sociedad su carta de otoño, sabores sugeridos que se suman a los de siempre.

Como en cada plato, en esta ocasión tampoco faltaron los detalles y toques de distinción que hacen del lugar un culto a la cocina de autor. Todo bajo la batuta del chef Federico Czarlinsky.

Cuatro entradas, cinco platos principales y cuatro postres diferentes, componen las distintas opciones para armar un menú de tres pasos que Vía Gourmet pudo probar gracias a una invitación del establecimiento. Siempre acompañado de un buen vino y el paso obligado por la cava.

Queso tomme (variedad típica de montaña) fundido.

Entradas

Queso tomme (variedad típica de montaña) fundido, huevo poché, alcauciles y virutas de fiambre casero al vino tinto. También hay un opcional vegetariano sin fiambre

Pequeña cazuela de bivalvos (mejillones, navajuelas, berberechos) a la marinera

Pequeña cazuela de bivalvos.

Roll de atún rojo envuelto en masa filo, acompañada de salsa hoisin (emulsión en base a soja, miel y vinagre de arroz) y helado de wasabi

Roll de atún rojo envuelto en masa filo.

Mollejas en salsa de vino torrontés, con pan de chimi-churri y emulsión de limones encurtidos. Presentados en latitas de hojalata (un detalle inigualable).

Mollejas en salsa de vino torrontés,

Platos principales

Grandes ravioles rellenos con quesos varios de cabra, vacunos y frutos secos (nueces, almendras, avellanas). Con manteca de salvia.

Grandes ravioles rellenos con quesos varios.

Ossobucco (llamado también garrón o jarrete) cocido a baja temperatura por un lapso de 13 horas, acompañado con vegetales glaseados y polenta blanca frita. Salseado en su propio jugo.

Ossobucco (llamado también garrón o jarrete) cocido a baja temperatura por un lapso de 13 horas.

Pescado de mar (indispensable consultar cuál es el del día) sobre salteado de porotos verdes mung y salsa de navajuelas (marisco bivalvo).

Calamar relleno de langostino y vegetales, con sus tentáculos, acompañado con arroz negro salteado en esencia de langostinos.

Risotto de hongos silvestres.

Risotto de hongos silvestres frescos y tuétano (médula de hueso).

Postres

Dacquoise (torta originaria del suroeste francés) de limón, bavaroise de praliné y salsa de cítricos y miel

Dacquoise (torta originaria del suroeste francés) de limón.

Bizcocho de té matcha (té verde triturado) con mousse de chocolate blanco y quinotos, acompañado con compota de naranjas y quinotos

Bizcocho de té matcha.

Postre vigilante San Honorato: quesos varios de búfala, cabra y vaca, con dulce casero de uvas.

Quesos varios de búfala, cabra y vaca, con dulce casero de uvas.

Manjar de chocolate al Malbec con helado de crema y frutos rojos.