Continúa el juicio por la causa que se conoció como los títulos truchos de la UNaF, en el que están implicados el ex Rector de la Casa de Altos Estudios, Carlos Dálfaro, el ex Decano de la Facultad de Economía y Negocios, Héctor Quijano, además de otras 6 personas más.


El día viernes, el abogado Roberto Durrier, representante de los estudiantes del Instituto Cibernos de España le solicitó al Tribunal Oral Federal una pena de tres años de prisión en suspenso para el ex rector de la Facultad de Administración, Economía y Negocios de la Universidad Nacional de Formosa y también para el ex vicedecano, Carlos Quijano como así también una indemnización de 170 mil euros o al cambio vigente, más de 8 millones de pesos.

En contacto con Radio Uno, el abogado defensor de los 17 alumnos españoles, que habrían sido estafados al serles otorgados títulos que no tendrían validez alguna; explicó que “mis alegatos estuvieron enfocados principalmente en lo que se refirió a la situación de fraude a mis defendidos”.

Sostuvo que “he pedido la pena de prisión en suspenso para las antiguas autoridades y teniendo en cuenta otros casos valiéndome en la jurisprudencia; solicitamos una reparación económica por daño moral a mis defendidos, a sus familiares; de 170 mil euros”.

Consideran el delito de estafa contra la administración pública y a sus representados, abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, malversación de caudales y peculado y la indemnización la deberán pagar no solo los tres acusados sino también la Universidad Nacional de Formosa. En su alegato, el profesional también ser refirió al exrector del Instituto World College de Ushuaia, Carlos Gorosito, aunque para éste último solicitó un año de prisión en suspenso.






Comentarios