Más de cincuenta operarios contratados por la empresa encargada de la obra, trabajan como si no estuviéramos en cuarentena y el estado no estuviese atravesando una situación de deterioro económico.


Cerca de 500 millones de pesos se están ejecutando en las instalaciones detrás del Parque Acuático en el Circuito Cinco donde ya han tomado cuerpo en varios módulos que serían los baños y un edificio destinado al buffet.

El lugar tendrá un pileta con agua climatizada y olas artificiales

Pero la mayor atracción sería una pileta climatizada que generaría olas de manera mecánica para completar la construcción de índole “turística” encarada con fondos públicos.

El predio donde se construye la megaobra está detrás del Parque Acuático

El planteo es si la conveniencia de la continuidad de la obra con 50 obreros trabajando en ella ante el nuevo panorama de pandemia, cuarentena y caída en los recursos provinciales por parte de ingresos propios y coparticipación resulta conveniente.

Quienes transitan por el lugar se preguntan si ¿no sería mejor suspender este tipo de obras públicas en este momento especial y utilizar los fondos específicamente para la emergencia sanitaria? y concentrarse en los recursos tanto humanos como logísticos en los hospitales.




Comentarios