Uno de los sectores más utilizados de la ruta nacional N°11 a poco más de 100 kilómetros de la ciudad capital en la frontera con el Paraguay, donde el tránsito pesado y de pasajeros internacional es fluido, está en las peores condiciones y constituye un factor de riesgo en potenciales accidentes.


A pesar del fluido tránsito internacional en el tramo de la capital de Formosa hasta el municipio de Clorinda, ciudad fronteriza a la república del Paraguay, por la ruta nacional N° 11, el estado de la calzada es lamentable y peligroso.

El deterioro se acentúa en la entrada al municipio de Clorinda, en cercanías del puesto de control de Gendarmería Nacional, “Fermín Rolón”, con curvas peligrosas que presentan baches profundos y desniveles que podrían causar accidentes.

Como toda respuesta, hace unos meses Vialidad Nacional, procedió a un bacheo precario que con el paso de los días y el intenso transito pesado internacional solo duró un par de meses y la ruta en las condiciones que está se hace intransitable.

De la misma manera, para vehículos menores como motocicletas, las huellas en el asfalto han sido determinantes en varios accidentes ocurridos, sobre todo en días de lluvias, cuando por los anegamientos no se ven los desniveles de la ruta.

Los conductores y habituales trabajadores que circulan periodicamente por la ruta volvieron a solicitar un trabajo de reparación urgente porque es evidente, que la mayor parte de los accidentes menores o mayores, son causados por el lamentable estado de la ruta.





Comentarios