El gobernador  afirmó que el gobierno nacional aplica  una política aporofóbica, es decir de adversión a los pobres.


Al dejar inaugurada la escuela 1344 de su gestión, el gobernador Gildo Insfran volvió a calificar a la educación como el nuevo rostro de la justicia social y revelo que junto con esa cifra significativa hay otros 141 edificios en plena etapa de construcción en distintos puntos de la geografía provincial.

En ese sentido, se mostro dispuesto a ejercer la máxima autoridad de la provincia por otros cuatro años más con el objetivo de completar la construcción de esa infraestructura en el contexto de la política de su gestión que reconoce a la educación como el nuevo rostro de la justicia social.

Insfrán dejó habilitadas obras educativas en la localidad de El Espinillo

Insfrán repaso aspectos de la realidad nacional y les manifestó a los presentes que estaba conteste de sus padecimientos como consecuencia de los afectos de las políticas del gobierno nacional.

Comparando, dijo que “aquí seguimos apostando al modelo formoseño mientras que el gobierno nacional ha tomado un rumbo muy desgraciado, que ha aplicado una política aporofóbica que condena al pobre y ensalza al que más tiene”.

A propósito del neologismo utilizado por el mandatario, hay que explicar que da nombre al miedo a los pobres y fue acuñado por la filósofa Adela Cortina que reconocía como “Aporofobia” al miedo, rechazo o aversión a los pobres. “Por eso me entristece observar a los comprovincianos que siguen con esa indigna tarea de defender la injusticia”, opinó.






Comentarios